Elegir colores hogar

Cómo nos afectan la combinación de los colores de nuestro hogar

Como nos afectan los colores

Como ya hemos comentado en artículos anteriores, la elección de colores marcará definitivamente el aspecto final de una composición. Hemos visto que una elección acertada, nos ofrecerá una ilusión óptica con la que conseguiremos engañar a nuestra vista de la forma que deseemos: consiguiendo hacer parecer una habitación más grande, pequeña, cuadrada, rectangular, el techo más alto o más bajo, etc.  Pero más allá del carácter estético que queramos conseguir, debemos ser conscientes que el color o la combinación de colores que elijamos, nos influirá sensiblemente nuestro estado de ánimo.

En este artículo definimos como pueden afectar a nuestro carácter los diferentes colores del arco cromático que dispongamos en una estancia: habitación, dormitorío, salón, comedor, baño, cocina,... :

Rojo

El rojo es un color primario y se ecuentra dentro de los colores cálidos, y por lo tanto son colores que denotan pasión, actividad y calidez. Complementan bien con con el naranja y amarillo y combina perfectamente con lilas y violetas. Cón el conseguiremos dotar de vida y dinamismo un espacio.

Amarillo

El amarillo es también un color primario y se encuentra dentro de la gama de los colores cálidos o calientes. Complementa a colores lilas y morados y combina a la perfección con tonalidades verdes y naranjas. Con el amarillo conseguiremos realzar un espacio por su marcado poder estimulante.

Azul

Se trata de otro color primario pero de la sección de colores frios. El azul es complementado por el naranja y combina bien con blanco, amarillos, verdes y morados. Es el color por antonomásia para evocar paz y tranquilidad. Especialmente recomendado para espacios donde se necesite extraer tensión como por ejemplo: sala de espera.

Naranja

Es un color secundario estimulante que combina con rojos y amarillos. Es una buena elección para espacios donde queramos potenciar la creatividad o fomentar el apetito. Ideal para comedores, cocinas, zonas de estudio.

Verde

Color secundarío que dota de tranquilidad a nuestra estancia. Combina a la perfección con tonalidades azules y amarillos. Especialemente recomendado para habitaciones infantiles y salones

Violeta

Color secundario color frontera entre cálidos y frios. Combina perfectamente con colores rojos y azules y complementa al amarillo. Nos estimulará mucho más que un espacio azul pero no llegará a la energía del rojo. Un color bastante equilibrado que en función de su tonalidad más fuerte o más suave podremos dotar a nuestro espacio de un carácter más suave o enérgico.

Blanco

Es el color que nos dará mayor sensación de espacio y amplitud. Buena solución para techos bajos o habitaciones pequeñas. Se consigue efectos fantástico combinado con otros colores, ya que potencia su realce.

Negro

Es la antitésis del blanco. Reduce espacio y acerca paredes. En su justa medida podemos conseguir efectos de gran sofisticación. Un exceso nos evocará espacios depresivos.

Colores frios: azul, gris, violeta, verde,...

Fomentan la paz y la tranquilidad en nuestros espacios. Especialmente recomendados para estancias con mucha luz natural. Conseguiremos crear una atmosfera perfecta de relajación.

Colores calientes: rojo, naranja, amarillo, beige,...

Colores estimulantes de la creatividad y actividad. En tonalidades altas, potencian la reducción de los espacios.

www.decoromicasa.com