Habitación bebé

Consejos para elegir los colores de la habitación para niño o bebé

Colores habitación bebé

Una vez que ya nos hemos decidido por elegir un diseño apropiado para la habitación de nuestro bebé nos encontramos ante la difícil tarea de elegir los colores que terminarán de perfilar el resultado final de la estancia. Posiblemente nos encontremos ante la decisión más difícil pues nos condicionará de forma drástica durante bastante tiempo.

Es precisamente en este momento cuando cabe hacerse la siguiente pregunta: ¿Cuanto tiempo preveemos que usaremos está distribución?  No es lo mismo combinar colores para una habitación exclusivamente para bebé, como hacerlo pensando que más adelante se transformará en habitación infantil o que simplemente podrá ser reutilizada por otro hermano o hermana.

 

Si pensamos en darle un uso únicamente como habitación de bebé, podremos buscar unas combinaciones de colores, tipos de puertas de armarios y módulos, cenefas, vinilos, elección de pomos o tiradores,  etc., con un carácter más infantil. Incluso si tenemos la certeza de que será usado por un único inquilino, podremos jugar con colores más del signo del sexo del bebé.

Habitación bebé rosa

 

Si nos decantamos por una habitación de bebé que luego se transforma en habitación de niño, debemos tener muy presente este aspecto. Si infantilizamos mucho el diseño tanto en colores como en los elementos, en un futuro cuando nuestro hijo o hija vaya creciendo, se sentirá incomodo en un universo anacrónico. Al igual que en la opción de habitación exclusivamente de bebe, deberemos barajar la opción de si será utilizado por un segundo niño o niña, para realizar una elección de colores neutra.

 

Habitación bebé marrón

 

 

Una forma de conseguir un aspecto más infantil pero que a la vez nos permitirá en un futuro poder revertir esta situación, es elegir colores neutros para los muebles sin mucho contraste , y por otro lado, arriesgar más jugando con los tiradores, cenefas, color de paredes, cortinas, alfombras, vinilos, etc., que son elementos mucho más fácilmente reversibles. De esta manera, dispondremos de una habitación de un carácter plenamente infantil para la primera etapa de nuestro hijo, pero que a su vez, con unos pequeños cambios podremos transformar en un universo más juvenil.

 

Habitación bebé multicolor

 

Si disponemos de una habitación pequeña o poco luminosa, es preferible que optemos por elegir tonalidades claras tanto en para las paredes como para la elección del color base o genérico de nuestros muebles. Únicamente usaremos los colores más llamativos para elementos puntuales como pueden ser frentes de cajones, estanterías, puertas no muy grandes, tiradores, etc. Si por otro lado, nuestra estancia es amplia y luminosa, podremos arriesgar en la elección de colores más subidos para el resto de elementos.

Otro aspecto muy importante es el tipo y color de cortina que vamos a colocar, ya que nos filtrará la luz natural que nos entra en la estancia y nos matizará el abanico de colores que hayamos dispuesto. Para estancias pequeñas o poco iluminadas es aconsejable instalar una cortina que nos filtre la mayor cantidad de luz posible, mientras que para estancias amplias, usaremos el efecto contrario con cortinas más oscuras y tupidas.

www.decoromicasa.com