Tutoriales, trucos y consejos

Consejos del Feng Shui para la decoración en nuestro hogar

Decoración y Feng Shui

El Feng Shui es una disciplina oriental que trata de identificar los aspectos de nuestra vida que necesitan una mejora (salud, amor, trabajo, dinero,...), estudiando cómo afecta a nuestro bienestar el entorno en el que vivimos y trabajamos (color de paredes, luz natural, cuadros, plantas, adornos,…).

Asegura que los cambios de la naturaleza se producen debido a cinco energías: árbol, fuego, tierra, metal y agua; y que del buen equilibrio entre éstas dependerá que encontremos la armonía en nuestro hogar. A continuación resumiré lo más destacado de cada una de ellas:

  • Árbol: Se simboliza por muebles de madera, sillas de respaldo alto, plantas altas, cuadros de árboles altos,...El color predominante suele ser el verde y evoca la virtud de la paciencia. Es aconsejable para ser utilizado en cocinas, pues nuestra dieta debe ser muy mimada.
  • Fuego: Esta energía la podemos encontrar en velas, esculturas, poesías, música clásica, objetos sagrados,...El color asociado normalmente es el rojo y desprende pasión. Es ideal, lógicamente, para entornos románticos.
  • Tierra: Los muebles anchos y bajos, los sofás largos y cómodos, la terracota, la cerámica,...son algunos de los elementos donde podemos hallar la energía de la Tierra. Los colores que la determinan son el amarillo y el marrón, y está asociada a virtudes como la simpatía y la sabiduría. Es utilizada en comedores, donde pasamos agradables ratos con nuestros seres queridos.
  • Metal: Los símbolos predominantes son los círculos, objetos metálicos, piedras preciosas, cristales, espejos, lentejuelas,...y los colores, el blanco y el dorado. Auguran felicidad y seguridad, por lo que es aconsejable en dormitorios y estudios.
  • Agua: Suele simbolizarse mediante formas irregulares, asimétricas,...y con los colores negro y azul. Esta energía está asociada a la tranquilidad y el valor que necesitamos durante nuestra trayectoria personal y profesional; y es ideal para lugares de meditación.

Debemos conseguir que nuestra casa sea nuestro refugio privado, desde donde podamos hacer frente a los problemas cotidianos (salud de familiares, incomprensión en el trabajo, …) sin caer en el estrés. Para ello debemos comenzar vaciando/ordenando la zona en cuestión que no nos transmita buena armonía; cuanto más despejada esté, mejor. Únicamente debemos guardar los objetos que nos aporten una función práctica o un valor sentimental; no se trata de rellenar espacios, si no de que éstos nos resulten gratificantes. Además, estos cambios se aconseja realizarlos de forma gradual (no todos en una tarde), para que así sea más fácil ir detectando las mejoras.

Debemos tener en cuenta que las estancias cuadradas o rectangulares son adecuadas para tratar cuestiones económicas y de toma de decisiones, mientras que las líneas redondeadas suelen favorecer la creatividad.

Si lo que queremos es crear amplitud y expandir horizontes, podemos conseguirlo utilizando espejos o paisajes de montañas y mares.

Para fortalecer la idea de unión en la casa, basta con decorar la estancia con algunas fotografías o retratos familiares. Si lo que deseamos es encontrar pareja, debemos eliminar las imágenes solitarias y sustituirlas por otras en las que estemos con más gente.

Como los aparatos eléctricos provocan radiaciones que pueden producir cansancio, es aconsejable que haya una buena ventilación y que se friegue a menudo las estancias donde estén situados. Las plantas, los jarrones con flores o incluso las peceras, disminuyen su energía negativa.

Por último, después de una larga jornada, no debemos tener elementos que impidan nuestra total relajación en el dormitorio (aparatos eléctricos, objetos que recuerden el trabajo,...)...

Si habéis sacado alguna idea que podáis poner en práctica, os animo a ello, no se pierde nada...Yo, por mi parte, he colocado una maceta pequeña al lado del microondas de la cocina, he cambiado de sitio la mesa y sillas del comedor, he aprovechado para tirar juguetes rotos de la habitación de los niños y he adornado el despacho con un globo terráqueo azul...Lo de sustraerle la televisión del dormitorio a mi marido sigue siendo una utopía...por ahora.

www.decoromicasa.com