Tutoriales, trucos y consejos

Integración de columnas, vigas,... en la decoración del hogar

Integración de columnas

Una columna, viga, saliente, etc., normalmente son unos elementos que nos darán dolor de cabeza a la hora de pensar en amueblar o decorar cualquier estancia de nuestro hogar. Pues esto no debería ser así, ya que no tienen porque ser elementos discordantes en nuestras composiciones, sino que podremos hacer uso de cualquier columna o viga como parte importante de nuestro diseño sin ningún tipo de temor. Partiendo de la base que estamos ante un elemento estructural y que no podemos eliminarlo, decidiremos de que forma integrarlo dentro de nuestra estancia.

Ante una columna, viga, saliente, etc., podemos optar básicamente por dos opciones:

La primera de ellas, es intentar disimular su presencia usando el mismo color de la pared para mimetizarlo, o forrar el elemento estructural del mismo tipo de material que nuestros muebles, puertas, parquet, etc., o integrarlo dentro de un módulo para que literalmente desaparezca de nuestra estancia (realizando cajeados a los armarios, módulos,...).

La segunda opción es sentirnos orgullosos de estos elementos, y en lugar de rehusar su existencia, destacarlos potenciando su presencia. Podremos, por ejemplo, usar cualquier elemento estructural como apoyo para dividir una estancia en dos ambientes contrastando el elemento en relación al color del suelo, techo o paredes colindantes.

A continuación procedemos a explicar con más detalles las dos opciones presentadas.

Disimular la existencia de una viga o columna

Lo más económico será pintar la columna, viga, saliente,... del mismo color que las paredes y/o techo. Con esto conseguiremos mimetizar la presencia de este elemento y que nos pase desapercibido en el conjunto de la decoración de nuestro espacio.

Otra opción, siempre y cuando la columna o viga no sean muy voluminosas, es igualar las paredes con paneles de materiales tipo pladur, DM,.. Está opción más allá del coste económico, nos condena a perder parte de nuestra estancia como consecuencia de la desaparición de este elemento. Este tipo de solución es muy interesante cuando deseamos colocar un sofá o cabezal delante de una pared que tiene una columna. No es necesario forrar con paneles hasta el techo toda la pared, sino que podemos hacer la instalación únicamente hasta media altura (altura del sofá o cabezal más o menos), ya que es suficiente de cara a la colocación de un sofá o cabezal delante. En el siguiente dibujo podemos ver un ejemplo ilustrativo:

solución sofá delante columna solución cabezal delante columna

 

Otra forma de disimular una columna o viga, es directamente integrarla dentro de un armario, módulo, estantería, etc. Podemos realizar cajeados a nuestros muebles, con el consiguiente incremento de su precio y pérdida de espacio interior útil que conlleva. Si optamos por esta vía, debemos de tener mucho cuidado, ya que normalmente los fabricantes de muebles económicos suelen incrementar notablemente el precio de estos productos especiales en contraposición a los de precio medio. Si pedimos un presupuesto de un mueble especial por ejemplo con cajeado, será muy recomendable preguntar al vendedor que nos supone de coste el hecho de realizar este elemento especial.

También podemos disimular la presencia de nuestra columna colocando una estantería vertical delante de ella, forrar la pared del mismo material que nuestro mueble o cualquier otro tipo de mueble auxiliar que se adapte a la medida.

Potenciar la presencia de una viga o columna

Una columna o viga nos puede servir perfectamente para dividir nuestra estancia en dos ambientes: salón-comedor, zona de descanso-escritorio, etc. Por lo tanto podemos destacar su presencia de diferentes formas.

La opción más económica será una vez mas utilizar pintura o papel. Buscaremos unos colores que resalten contra el color de nuestra pared y hacer notar de su presencia de forma notable. Podremos añadir un poco de color negro a nuestra pintura, con lo que conseguiremos subir la tonalidad en relación a las paredes colindantes.

Una variante un poco más cara y dificultosa es la colocación de piedra decorativa: poliuretano, yeso, etc. Puedes encontrar gran variedad de elementos para poder decorar una columna o una viga en cualquier tienda especializada de bricolaje.

Una opción neutra sería forrar nuestra viga, columna, saliente, etc. con los mismos materiales que nuestras puertas y/o vetanas. De esta manera conseguiremos un resultado intermedio entre mimetizar y resaltar su presencia.

 

www.decoromicasa.com